domingo, 11 de noviembre de 2012

Flor del sol o girasol


                                                                     Flor del sol o girasol

 Ella viste la naturaleza de colores brillantes, no puede pasar inadvertida y le gusta tanto el sol que lo mira de frente durante todo el día.

 Es la planta de girasol, cuya alegre y enorme flor gira durante el día, de Este a Oeste, buscando la luz del astro rey.

 Favorita de personas alegres, optimistas y extrovertidas, esta flor tiene múltiples usos y se destaca por su utilización en decoración y floristería, a lo cual ha contribuido el cultivo de especies de distintas dimensiones y colores tan variados como amarillo, naranja, rojo y ocre.

Variadas razones nos hacen asociar el girasol con la época estival: su nombre alude al sol, y su colorido se adapta perfectamente a las tendencias del verano e incluso del otoño, las dos estaciones en las cuales esta alegre planta florece.

A parte de su singular y obvia belleza, los girasoles son un tipo de flor que por sus diversas características son capaces de halagar a quienes gustan de los colores brillantes y fuertes a la hora de elegir una flor como su predilecta, contagiando de alegría con su forma de cara feliz

El girasol es apreciado no sólo por su vibrante colorido, sino también por su interesante mezcla de texturas. Su tallo, largo y grueso, tiene vellosidades; el centro de su flor es rugoso y sus pétalos, suaves como la seda.

Al pensar en girasoles tal vez nos vengan a la mente las enormes y espectaculares plantaciones francesas, pero el girasol es una planta oriunda de América, específicamente de México y Perú, que fue llevada a Europa por los españoles.

 Su nombre científico, Helianthus, proviene del griego “helios”, que significa sol, y “anthos”, flor.Es  una planta anual, su tallo, de tres centímetros de diámetro, puede alcanzar hasta dos metros de altura. Produce una única flor terminal.