domingo, 21 de octubre de 2012

¿ El Tiempo dónde nos lleva?.



       El tiempo pasa y nos lleva por senderos  luminosos  y oscuros, nos ubica en esquinas distintas, en calles contrarias, en solares baldíos, en avenidas  iluminadas   que nos conduce a distintas personas, con códigos diferentes, unos que aman sin límites,   otros que odian hasta destruir, unos que escalan, otros que bajan, tantos que lloran, menos que ríen, miles que crecen, aprenden, otros que solo pueden soñar y millones que duermen sin saber cómo despertar. El tiempo  siempre nos lleva algún lugar.
        El tiempo nos conduce hacia gente emprendedora, pero también a los que desgarran  el alma, quitan sonrisas, no dejan soñar, y  pintan de negro las esperanzas de continuar, arrebatando  las ilusiones de quienes luchan por seguir un paso más para lograr la libertad de poder llegar  a una vida más justa, de equidad, y  tranquilidad.
      Con el tiempo aprendemos a convivir  en complicidad con viejos y nuevos amigos que vienen y van, que como buenos maestros nos dejan henchidos de aspiraciones sin saber donde nos llevara la vida a sembrar  las experiencias del ensayo final.



      Bendito es el tiempo, sabio  cada segundo que sabe donde  nos  ubicará en el vagón del tren que nos  conducirá al final de la vida, allí donde no corre la brisa, es frío sin nevar, solitario, existiendo  sin sentir, inmóvil sin respirar,  abonando la tierra con cenizas que un día traerá a la eternidad. Sólo el tiempo lo dirá si como el Ave Fénix resurgirá y llegará.  
          Ese mismo que nos lleva a cualquier  lugar, el tiempo que nos ha enseñado amar, llevando el corazón a rebosar de paz, el  que nos ha  enseñado abrazar, a recordar, demostrar, mirar, sonreír y suspirar…El tiempo nos enseña aquilatar  el camino recorrido para buscar el punto exacto donde y con quienes  debemos caminar. Solo el tiempo nos dirá  la forma de  abrir nuestras manos  sin que la llenen de mezquindad.   
          El tiempo nos da hasta la repuesta a nuestras motivaciones  internas y nos manda un mensaje de amor directo al corazón, y nos da la razón, Porque el tiempo  está en los pasos dados, el presente en la acción y el futuro sobre el  camino.
Aprendamos a no posponer las emociones más lindas de la vida  porque el reloj del tiempo no se detiene  y  marca cada minuto al compás de los latidos de tu corazón.