domingo, 13 de mayo de 2018

Hay que ponerle alas al dolor.


Dios nos diseñó en espíritu, alma y cuerpo. “El ser humano integral”
   El ser humano es una triple unidad; las acciones que afectan el espíritu afectarán el alma y a su vez al cuerpo.
    Nuestra dimensión espiritual está diseñada para relacionarnos y comunicarnos con Dios. La mayor necesidad del espíritu es recibir vida a través de la fe.
    El espíritu es la parte inmaterial de la persona donde residen las facultades de  Jesucristo el hijo de Dios, que permite percibir el mundo espiritual y está compuesta por intuición, comunión y conciencia.
  Dios diseñó al ser humano de tal manera, que su espíritu debe ser quien lo dirige, y no el alma. Hay una comunión con Dios a través del cuerpo común del que formamos parte, el cual es Jesucristo
   A través de la conciencia nos llega la capacidad para ordenar al alma y obedecer la voluntad de Dios, entonces nos llega la intuición que no es más que la capacidad para conocer los pensamientos que Dios tiene para nosotros -
  Nuestra dimensión psicológica , o como todos muchas veces sin saberlo llamamos alma , está diseñada para relacionarnos y comunicarnos con otras personas y es la parte inmaterial del hombre que contiene los atributos esenciales de la personalidad ,es decir :mente, emociones y voluntad, porque los seres humanos no somos más que el resultado de lo que hemos heredado y vivido.
  Es necesario recibir SANIDAD DIVINA .Porque nuestras raíces de amarguras son el resultado de las vivencias negativas. Es ahí donde radica la manera de actuar, de sentir y sobre todo de pensar, por lo que necesitamos, sanar heridas, curar el alma, debemos desnudar nuestra alma, para recibir sanidad que viene de Dios.
  Curada nuestra alma, entonces nuestra composición orgánica y estructural funcionará de manera adecuada, solo entonces nuestra dimensión física –el cuerpo- estará lista para interactuar de manera adecuada con el medio ambiente. Mientras no lo logremos la armonía total, nunca seremos sanos. Es el cuerpo el que resiente los daños espirituales y psicológicos, que se manifiestan mediante todo tipo de enfermedades.

No hay comentarios: