jueves, 27 de junio de 2013

¿Ahora qué vale?





En  República Dominicana, éramos criados con principios morales comunes.
 Recuerdo que en mi niñez, madres, padres, abuelos, tíos, maestros, vecinos eran personas dignas, de respeto, admiración y consideración, cuanto más edad o más viejos, más afectos nos dieron y más respeto existía.

Era mala educación e inimaginable responder mal a los mayores, maestros o autoridades, nunca un Tú. Había respeto. Confiábamos en los adultos, porque todos eran padres, madres o familiares de todos los niños/as  del barrio, del campo, del pueblo o en la gran ciudad. Era amor por el ser humano .Teníamos miedo apenas de los sapos, ratones, culebras, o la oscuridad de la noche.

Sin embargo, hoy temo, por todo lo que mis hijas y nietos vivirán.
Por el miedo en la mirada de los niños, jóvenes, ancianos y adultos, porque ya no tienen en que y en quién confiar.

Porque hoy ser honesto es de tontos, pendejos .No tomar ventaja es ser necio…No comprar lo que nos ofrece el mercado es desfasado.

¿Qué pasó con nosotros?. ¿Dónde  y cuando nos perdimos en  este libre  mercado? 

Los derechos humanos  ya no existen. Hoy  conocemos de deberes ilimitados para ciudadanos "honestos", "honorables"Ahora pasan tantas situaciones. Profesores maltratados y maltratando  en las aulas, niños sirviendo de  mulas en las esquinas, amenazados por traficantes, nuestras casa parecen cárceles, con rejas en las ventanas y puertas.

  Las armas de fuego parecen  juegos de entretenimiento, los abortos se practican hasta en las escuelas, las drogas son consumida como golosinas   .Robos, asaltos y violaciones  ya nos es cuestión de un  típico hombre de clase baja sin educación. Ahora nadie es de fiar, de quien menos esperamos nos puede violar.

Lo increíble, es que ninguna de estas situaciones parece importar 
La mayoría sólo piensa en cómo conseguir más dinero. Cada uno  está encerrado en su mundo. No les preocupa el bienestar común, ni lo que les pasa  a los demás. 

Hoy la honorabilidad de un hombre se mide por la cantidad de ceros a la derecha que tenga su cuenta bancaria. Hoy tenemos autos que valen más que abrazos. Hijos queriendo regalos por pasar de curso o hacer sus tareas cotidianas,   ya no piden  un carrito, o un juego de YA , ahora  quieren celulares último modelo  en  sus mochilas .Niñas de 5 años pintándose los labios, las uñas y queriendo estar en el salón de belleza, porque ya no aceptan tener "pajón" 

¿Ahora qué vale?
Ahora vale más una laptop que un diploma. Vale más una pantalla plana que una conversación. Ahora vale más un caro rubor que una flor. Ahora vale más una prebenda que un abrazo,  una propina a una sonrisa Ahora vale más parecer que ser…!

Pero hoy solo quiero  escuchar  la palabra Dios en la voz de los niños
Hoy quiero la honestidad como motivo de orgullo. La rectitud de carácter. Miradas limpias a los ojos. Hoy quiero tirar las rejas de mi ventana para tocar las flores. Hoy quiero sentarme en la vereda y tener la puerta abierta en las noches de verano. Hoy quiero confiar en que existe la verdadera amistad. Hoy quiero la vergüenza y la solidaridad. Hoy quiero la fe, la esperanza, la lealtad   y la confianza.
Hoy quiero el retorno de la verdadera vida, simple como la luna, limpia como un cielo de abril, leve como la brisa de la mañana y suave como la lluvia. Hoy quiero un mundo tranquilo donde puedas observar las estrellas en medio de la noche sin  temor a que me asalten. Hoy quiero un mundo simple y común donde se ame.

Hoy siento una tristeza infinita, por todo lo que hemos perdido. La nostalgia se apodera de mi ser .Cómo sueño con aquella realidad que quedo atrás! porque hoy quiero volver a soñar para sonreír y no llorar. 



miércoles, 26 de junio de 2013

¿Qué dice tu Voz?




Si definimos de manera correcta que es la voz podríamos encontrar en cualquier lugar esta simple definición. Voz: es un vocablo que permite dar nombre al sonido que se produce con la vibración de las cuerdas vocales, mediante el aire que es expulsado por los pulmones y que sale por la laringe.
Pero en realidad nos hemos preguntado ¿cuán importante es nuestra voz  y que dice ella de nosotros?
Podría parecer exagerado sin embargo, escuchar la voz es una experiencia neurobiológica. Creo que todos alguna vez nos hemos sentido atraídos por una voz o la hemos  rechazado de plano .La gente  reacciona visceralmente  al sonido, nos gusta o no nos gusta. Lo toleramos o no.


La voz afecta la forma en la que percibimos a una persona y, por ella asumimos características de su personalidad. Por ejemplo, quien  tienen una voz resonante y profunda son percibidos  como mas inteligente, populares, exitosos, y son más recomendables  para salir o casarse con ellos según expertos. La persona de voz aguda, da la impresión de ser nerviosas, inseguras, ligeramente emocionales o, incluso, histéricas.

Cuando una persona tiene defecto en el habla  .por ejemplo cuando una mujer  pronuncia la “s “por “z” puede ser percibida  como mona, aunque se le juzga como menos inteligente  y menos competitiva  que quienes no cecean.

Aquellos que tiene tono de voz muy fuerte son percibidos  como protagónicos  y son menos agradables  que aquellos que tienen un tono de voz más suave .

Así como un análisis puede revelar un padecimiento,  el tono de la voz de las persona puede revelar  lo que le está sucediendo psicológicamente. Eduardo Galeano decía que el “tono de la Voz  es el espejo del alma “ es cierto el tono de la voz está íntimamente ligado con áreas del cerebro que se involucran con la emoción, es difícil esconder  cuando nos sentimos desesperados,contentos,enojados,frustrados o felices , naturalmente se logra , sobre todo cuando se tiene que trabajar con la voz  es necesario estar consciente que debe  asumiese  con profesionalismo para evitar ser juzgado por nuestros oyentes .
  
La voz es un indicador  de cómo nos sentimos con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea .todo lo que pasa por  nuestra cabeza o lo que pasa por el corazón, por lo general se manifiesta vocalmente .Sin embargo tendemos a fijarnos más en las palabras  que en el tono,  por la simple razón que las palabras  requieren una repuesta racional. Aun  así hoy si pudiéramos en una conversación  bajarle el volumen al contenido y elevarselo al tono encontraríamos algunas sutilezas que podrían ayudarnos a mejorar algunos canales  de comunicación.

Si analizamos la voz de acuerdo a los expertos en imagen la voz se divide en cuatro grandes categorías:
1.  Tono: alto o bajo.
2.  Volumen: bajo, fuerte o que se desvanece al final.
3.  Calidad: grave, rasposa, nasal, con gemido, resoplona o agresiva.
4.  Estilo: agitado, demasiado rápido aburrido y plano, dulce, sexy o coqueto, demasiado lento, bien modulado, rico o entusiasta.

Demasiado alto. Los hombres o mujeres que hablan en un tono demasiado alto y agudo, voz de pito, por lo general no son tomados en serio.  Se les cataloga como personas inseguras, débiles, indecisas, inmaduras y se dice que no están en contacto con su sexualidad, porque cuando una persona se excita sexualmente, baja el tono de su voz; entones, quien habla constantemente en tono alto, puede estar negando o bloqueando su sexualidad.

Demasiado bajo. En general, esta voz es más estética y se deja de escuchar con mayor facilidad. Sin embargo, cuando la voz es muy grave, suena artificial y la persona puede ser percibida como payasa o pretenciosa. Esto suele suceder entre hombres en un tono bajo, la gente los tratará con mayor respeto.

Voz profunda sonora, entusiasta y rica. Una voz que proyecta los tonos adecuados, lo dice todo.
Quien la posee, expresa sofisticación, sensualidad y seguridad emocional. Esta voz pausas, varía en timbre, volumen y tono. Las personas con esta voz hablan con la mente y con el corazón. Parecen controlar sus vidas, por eso nos gusta escucharlas.
Voz deliberadamente sexy. Cuando la gente usa una voz cadenciosa resoplona y sexy, ten la seguridad de que se trata de un juego de manipulación.
Por lo general, estos seductores tienen un gran ego y sienten que pueden usar a otros en su beneficio.
Quienes tienen este tipo de voz, se perciben como confiables y es decepcionante escucharlos hablar con otros de manera normal.
Voz demasiado dulce. Hay quien es tan dulce al hablar, que canterrea con palabras melosas y tonos tan suaves, que uno casi puede entrar en un shockdiabético al escucharlos. Aunque  se perciben muy amables, lo cual cumple con su intensión, es difícil confiar en alguien que siempre suena tan dulce.
Voz plana y sin vida. “La música es más que sonidos organizados”Quienes hablan de esta manera son percibidas como apáticas, distantes, apretadas o reprimidas.

Muy bajito, si no es por un problema de salud, quienes tienen por costumbre hablar quedito, suelen hacerlo para llamar la atención. En el fondo, les gusta que la gente les pida repetir las cosas y lo usan como un juego de poder.

Muy alto, los que hablan gritando, tono que se usa típicamente en los gimnasios, lo que hacen para llamar la atención. Por lo general, quienes hablan así se proyectan como personas pomposas, arrogantes, socialmente torpes, controladoras, bravuconas y competitivas.

La calidad de la voz
Voz temblorosa. Quien tiene este tipo de voz, por lo general está alterada y nerviosa. Se preocupa mucho por cómo la va a percibir la gente y por ser aceptadas. Son personas temerosas y tienden a ser neuróticas e incapaces de manejar las tensiones.

Voz agresiva, La gente que ataca con su tono de Voz es de carácter fuerte, aparenta estar enojada, es muy competitiva y agresiva.
Incluso, salpican una simple conversación con repentinos brotes de hostilidad que suelen ser un congruente con el tema que se discute.
Voz nasal.  Quien tiene este tipo de voz, como el de la Niñera, rara vez es tomado en serio. Con frecuencia son injustamente juzgados como poco inteligentes. La cualidad crispante de su voz hace que suenen insatisfechos.
¿Le ha pasado que al conocer a una persona sientes que hay algo en él o en ella que te desagrada? No sabes bien qué es lo que te molesta; no obstante;, cuando lo piensas, te das cuenta de que es su manera de hablar. El Psicólogo Estadounidense Gallup autor de estudios sobre imagen y personalidad, realizó una encuesta en Estados Unidos que representa a todas las edades, niveles socioeconómicos y educación. A los encuestados se les preguntó cuáles eran los diez hábitos de habla que más le disgustaba escuchar de una persona. Y estos fueron  los resultados.
1.  Interrumpir mientras otros hablan.
2.  Maldecir o usar groserías.
3.  Muemurear o hablar muy bajito.
4.  Hablar en un tono muy alto.
5.  Usar una voz monótona.
6.  Usar muletillas tipo ummmm, esteee, tú sabes, ¿no?.
7.  Un tono nasal.
8.  Hablar muy rápido.
9.  Pobreza de lenguaje o mala pronunciación de palabras.
10.   Un tono de voz aguda.

Todos podemos modificar el tono de voz, si desea puedes grabarte hablando  y escucharte .Muchas veces somos los últimos en notar  nuestros tipo de voz, incluso al principio te puede parecer desagradable. Debo admitir que pasaron muchos años para aceptar mi voz a pesar de que innumerable oyentes insistían en que tenía una  voz agradable.
Quizá si escucháramos nuestra voz interior,  pudiéramos moldear más fácil nuestra voz sonora.


miércoles, 19 de junio de 2013

Los secretos del corazón, se guardan en el silencio del alma

El silencio no es la ausencia del sonido, es un estado tranquilo en que podemos ver con mayor claridad todo aquello que se mueve en nuestro interior, hace mucho tiempo vengo escuchando esta perfecta definición sobre el silencio. Y es que a través del silencio  podemos escuchar el sonido del alma, el que nos indica lo que llevamos en lo más  profundo de nuestro ser, el que nos hace encontrarnos con nuestra realidad.

Allí donde guardamos los secretos del corazón, en la profundidad, con la fuerza del espíritu, se escucha el  silencio del alma.

El silencio es el mayor grado de comunicación que podemos conseguir con nuestro interior  y con un ser humano…  Y la naturaleza, perfecta en toda su dimensión expresa su silencio a través de los pájaros y demás criaturas del universo.

En el silencio se descubren maravillosas conversaciones que con palabras sería imposible de pronunciarlas. 
  
En el trabajo tranquilo  y callado, los dones de las personas se hacen visibles, entre prisas y ruidos  el silencio puede ser la mejor  arma que disponemos para acercarnos

La palabra cuando es clara y sincera, nos acerca a los demás, nos ayuda a darnos a conocer, nos muestra lo que  pensamos y vivimos. En el silencio existe el  mayor grado de comunicación.

La vida se comparte dándola, el silencio se comparte estando  al lado del que sufre, del que ama, del que vibra al son de un sencillo  acorde musical, una poesía, la lluvia, en una puesta de sol  o en una sonrisa

Si  habre   el cofre sagrado de tu silencio, y  comparte con otros  desde lo que eres, vives,  lloras y ríe, sin palabras, sencillamente desde lo que eres, sólo entonces encontraras el sonido del silencio.

La soledad no es silencio, el silencio no es soledad: el  Silencio es escuchar el sonido del alma.   








lunes, 10 de junio de 2013

A pesar de todo, “Gracias a la vida”


Hoy abro mi corazón para agradecer al Divino Creador, por la dicha de haberme regalado acampar en una cálida, hermosa, y heroica ciudad, de tierra productiva, preñada de esperanzas, pero dormida en la soledad de la indiferencia y el dolor, por la pérdida de los valores que se llevan  los años,  como la   muerte a la  gente.

En esta noche cuando las estrellas se ocultan y la luna abre sus ojos, he tomado una libreta y un viejo lápiz de carbón, para plasmar   mi gratitud, a todos los que han contribuido  hacer lo que  hoy soy.

 Después de varios días  recorriendo cada barrio, escuchando su gente, sintiendo el calor humano  en medio de una temperatura de 35 grados,  me acerqué al canal mayor, para recibir la frescura  que  fluye de sus aguas  a pesar de su visible contaminación.   

Camine algunas de sus calles, ¡Cuánto han cambiado! abriendo  caminos  que se habían cerrado, no por olvidar pasar, sino por el bendito tiempo que nos hace preso,  y perdemos la libertad de visitar, compartir,  de escuchar y sentir  lo que vive  la gente de cada sector de  una ciudad como mi pueblo, que no es mi pueblo Mao.

Como estadio con entrada gratis, dejé mis oídos abiertos,  para  escuchar  qué había pasado con los pintorescos personajes, familias,  ancianos y  jóvenes que eran lumbreras  en los deportes, el arte y la cultura de aquellos años.  ¿Dónde se quedó dormida la paz, el amor al prójimo, la bondad, el compañerismo, el respeto a la vida  y la solidaridad entre vecinos y amigos?

Entre una y otra referencia  de mis inicios en la radio y la Tv, en medio de halagos, sonrisas y lágrimas, fueron narrándome que ha pasado, que  fue de aquella gente, el camino que siguieron después  de encontrarnos en una que otra esquina, en el parque, en la escuela, la universidad, participando de la cotidianidad de una pequeña ciudad habitada por gente buena, noble y trabajadora.

  Unos cuantos  se perdieron , se fueron por  vías equivocadas, al mundo de las drogas, la mayoría han seguido  las  luchas del  trabajo, mientras algunos volaron a lugares lejanos, buscando nuevas alternativas de vida, con ellos también se fue una buena parte de los sueños  de un futuro promisorio de este pueblo; los mayores  y uno que otros jóvenes  e incluso niños se fueron  dejando la vida  terrenal .

Al caminar, saludar, abrazar y escuchar, vi tristezas y desesperanzas en tantas miradas, aquella gente ya no suele confiar en  nada ni en nadie, tiene  miedo de todo y de todos; ya no dejan sus puertas abiertas y se acuesta a sus acostumbradas  siestas. Ahora sus casas parecen cárceles con verjas y candados las 24 horas.

Me olvide de mi oficio de comunicadora actualizada  y escuché cada historia como si jamás había vuelto a leer los periódicos o escuchar alguna noticia, me contaron que al igual que en las grandes ciudades, ahora  violan los niños/as, roban hasta los mismos vecinos;  aquellos que una vez cuidaban sus casas como de sus hijos, matan por pequeñas discusiones y robar parece algo normal, ya no se molestan en hacer las denuncias,total,a final puede que se encuentre con el mismo delincuente donde ponen la querella. La justicia, como en el resto del país es tan débil como un papel bajo la lluvia.

 La gente se ha vuelto muy agresiva, los hombres golpean sus esposas, las asesinan, tenemos gentes inseguras, con falta de amor, tantas niñas  han perdido la inocencia y con ella su pudor, y la educación se fue de vacaciones.

Las noticias negativas que ocurren y salen a diario en los medios de información, no parecen sorprenderles, se ha convertido en algo tan habitual que perdieron la capacidad de asombro. La política está sacando la honestidad,la ética del diccionario de la vida del dominicano, estamos en un mercado de oferta y demanda,  apostando a quien  se haga millonario más rápido, con un puesto en alguna  instituciones del estado, o recibiendo un cheque sin trabajar, Peor aún, son reconocidos públicamente con placas, pergaminos como si tuviéramos  que agradecerles y premiarles  por su función  de corruptos.

Ya no hacen referencia a anécdotas e historia de personajes, simplemente  se quejan de la  calamitosa situación, la inseguridad, la pobreza, la quiebra de los pequeños agricultores y empresas;  lamentan con dolor en el alma  la poca esperanza de que en  un futuro mejore la situación  del país. Deben tener dos y tres empleos  para poder subsistir en una sociedad que exige más apariencia que conciencia; el pluriempleo no ha  dejado   tiempo para visitar  las familias y los amigos, es más fácil un mensaje por correo o  felicitarlos a través de las redes sociales en el día de su cumpleaños, si además le sumamos la dejadez y la falta de amor por la familia.

“El tiempo pasa y nos vamos poniendo viejos” como dice la canción. Así que el cansancio me hizo abordar  un carro público. Con  mi habitual saludo, Hola! , buenas tardes!  “!Ah! Qué bueno verla Doris!” Fueron las palabras de don José, mientras conducía su destartalado carro de la ruta A, que me llevó de un extremo a otro de la ciudad, me platicó de sus luchas  y como había cambiado la vida,” ya nada es igual, nos hemos puesto viejo, sin  ! y sólo vivimos “fajão” para ganarnos el moro, hasta que Dios quiera”. Él tiene años viendo como cambia la gente, con un  guía en sus manos, si fuera por los años trabajado en el transporte urbano, me atrevería a decir  que podría conducir sin ver  las calles Duarte y Máximo Cabral, por donde tiene que transitar una y otra vez; fue grato ver de nuevo a don José, pero  triste porque sus arrugas son más  visible en medio del cansancio y la pobreza.
                                                       
Pero en medio de tanta indolencia, mediocridad y deshumanización, mi pueblo sigue siendo mi pueblo, ese que se despierta  con la esperanza de rencontrarse con la tranquilidad de lo perdido;  al caminar sus calles  también me encontré con la nostalgia, dejando que un hermoso atardecer tocara  mi piel y fortaleciera  mi espíritu, para que  mi alma siga con la sensibilidad de sentir en las madrugadas, la suave brisa entre arrozales y platanales ,sin perder la fe, con la esperanza  de que  podamos sobrevivir , caminando de la mano de Dios   .


















viernes, 7 de junio de 2013

Busquemos más allá



A los que le ha tocado labrar la tierra  dura y no se han rendido, y con  obediencia  aceptan sembrar la semilla de la tolerancia.
 A quienes saben que la oración nos lleva a la  sabiduría de lo divino con fe y entusiasmo… a quienes saben  que al final la siembra  dará sus frutos, porque Dios regala los dones, el talento, y que sólo debemos saber utilizarlo adecuadamente, en el tiempo y lugar que habitamos en el universo.
A los que no han decidido ser del montón, llegando más allá de lo trivial, lo insípido, y han  sabido escuchar el soplo divino del espíritu santo.
Los recuentos de cada día estarán escritos en el libro bendecido del todo poderoso, mostrará el esfuerzo, el empeño puesto en   cada entrega, todo será recompensado en las alturas donde sopla la brisa de la paz, el amor, y la satisfacción plena ahí estará.  
Caminemos registrando cada paso con huellas indeleble, de bondad, compasión, dignidad, trabajo, entrega honrosa,   todo nuestro accionar nos lleva a trilla el destino…el milagro llegara, no hay que detenerse en los dolores, en los fracasos  a pesar de los obstáculos y las innumerables  adversidades el espíritu  florecerá y el alma descansara en la eternidad.
Ojalá podamos tener dominio propio, desprendernos del pecado, para recibir  la vida que Dios ha prometido a los que le aman. Que se abran las compuertas de los cielos del mismo tamaño de la espera  y  del esfuerzo.
Oremos más allá del mar, más allá de donde llega  el viento, oremos y busquemos el amor de Dios mas allá de donde alcanzan  nuestras miradas, vamos a beber a  la fuente que nos  llene el espíritu. Honremos al señor quien nos ha regalado la semilla para que la sembremos y obtengamos el fruto de la lluvia que ha mojado  nuestro sembrado.     



martes, 4 de junio de 2013

La solidaridad nos regala paz



La aventura más maravillosa no es llenar de sueños nuestras vidas, sino hacer de cada momento algo tan fuera de lo común que parezca un sueño a la hora de recordarlo. Sueña lo que quieras soñar, ve a donde quieras ir, sé lo que quieras ser, haz lo que tenga que hacer, alimenta tus sueños  con actos solidarios, porque tienes tan sólo una oportunidad para hacer todo lo que quieras hacer, lo que deba hacer, porque mañana  nadie nos puede asegurar  que  aquí estaremos.

Cuántas veces hemos  oído  hablar de la paz,  clamamos por la paz, hay naciones que necesitan  paz, todos en algún  momento hemos gritado ¡quiero   paz!, pero ¿qué es, y como se encuentra esa palabra corta que  sirve para dar nombre a algo muy importante y difícil de conseguir?

 A  mi entender la paz es el triunfo de la vida, es un estado de justicia y solidaridad donde se hace todo lo posible por construir un mundo mejor. La paz es sinónimo de amor, de tolerancia, de alegría  espiritual, de aire perfumado, de  calor de hogar, de compartir entre hermanos. Creo que es momento que naciones en guerras, padres, hijos, hermanos  salgamos en busca de la paz.

  La solidaridad nos trae paz, seamos  solidarios, sólo es difícil enfrentan la vida, las dificultades se aligeran  más fácil con la ayuda, la colaboración de otros. Aprendamos  a compartir. Las personas superan obstáculo y resuelven problemas si encuentran una mano extendida .La solidaridad ayuda a la convivencia, enriquece nuestras relaciones, despierta confianza, el acto voluntario de solidaridad nos hace mejor persona, es importante  descubrir  la maldad, denunciar al injusto y al malvado, eso es un acto de solidaridad a favor de quienes son maltratados, humillados. Sentir como algo propio el sufrimiento del hermano de aquí y de allá, hacer propia la angustia de los pobres, eso es solidaridad. No me gusta la gente indiferente.