martes, 29 de junio de 2010

BORRACHO PERO CULTO



BORRACHO PERO CULTO



Un político, que estaba en plena campaña, llegó a un pueblo del interior, se paró sobre un cajón e inició su discurso: ¡Compatriotas, compañeros, amigos! Nos encontramos aquí convocados, reunidos o arrejuntados, para debatir, tratar o discutir un tópico, tema o asunto trascendente, importante o de vida o muerte. El tópico, tema o asunto que hoy nos convoca, reúne o arrejunta, es mi postulación, aspiración o candidatura a la alcaldía de este municipio. De pronto una persona del público interrumpe, pide la palabra y le pregunta al candidato: ¿Por qué utiliza usted tres palabras para decir lo mismo? Pues mire, caballero: la primera palabra es para las personas con un nivel cultural muy alto, como poetas, escritores, filósofos, etc. La segunda es para personas con un nivel cultural medio, como usted y la mayoría de los que están aquí hoy. Y la tercer palabra es para las personas que tienen un nivel cultural bajo, como por ejemplo, ese borracho que está allí, tirado en la esquina. De inmediato, el borracho, se levanta y le dice: Postulante, aspirante o candidato... ¡hic! El hecho, circunstancia o razón de que me encuentre en un estado etílico, borracho o hasta el culo... hic! no implica, significa, o quiere decir, que mi nivel cultural sea ínfimo, bajo o jodido…¡hic!. Y con todo el respeto, estima o cariño que usted se merece ¡hic!, puede ir agrupando, reuniendo o arrejuntando... ¡hic!, sus bártulos, efectos o cachivaches... ¡hic! y encaminarse, dirigirse o irse, derechito: a la progenitora de sus días, a la madre que lo llevó en su seno, o a la puta que lo parió. ¡QUÉ MARAVILLA LA LENGUA CASTELLANA! JAJAJAJA RECUERDEN QUE REIR CURA EL ALMA .
Según los especialistas tres minutos de reír a carcajadas equivalen a 20 minutos de ejercicio en bicicleta o a 45 minutos de relajación. "Se considera que los niños pueden reír más de 400 veces por día, mientras que los adultos apenas lo hacemos alrededor de 15, o menos". "Gracias a la risa se liberan sustancias bioquímicas benéficas para el organismo que contribuyen a una mayor calidad de vida. Con esa disciplina, de seguro que muchos de nuestros problemas no se resolverán, pero podremos enfrentarlos de diferente manera .


martes, 8 de junio de 2010

¿QUIERES APRENDER A ORAR?

Es hora de orar porque tú no sabes cuando Dios te bendecirá Ora aunque no tengas ganas.
Te tomará menos tiempo que darte un baño en el cuerpo, date el baño en el alma, te tomara solo un minuto, no te mortifiques que las buenas cosas pasan cuando menos te lo espera y si no sabe orar lee y saca esta oración y ponla en la puerta del baño para que todos los días pueda leerla.

Mi Señor:
Padre amado te doy gracias porque puedo ver y escuchar el trinar de los pajaritos que aún nos quedan .Soy bendecida(o) porque tú eres un Dios de perdón y me comprendes, tú has hecho tanto por mí y por otros, soy bendecida(o) porque tú sigues pendiente de mi vida y la de mi familia. Señor perdóname por todo lo malo que haya hecho, dicho o pensado que no haya sido de tu agrado causando daños a otras personas. Hoy Dios pido tu perdón y te imploro que me salve de todo daño y peligro. Ayúdame a que cada día tenga una nueva actitud y gratitud. Dame señor fuerza cada día para aclarar mi mente, que pueda yo oírte, amarte glorificarte padre, no me dejes quejar por pequeñas situaciones que no pueda yo resolver y dame la mejor respuesta cuando me lleven fuera de mis limites .Te lo pido con todo mi corazón padre amado.
Sólo repite el padre nuestro que tantas veces quizás a dicho pero sin conocer el gran valor y lo maravilloso que es.
Padre nuestro que estás en el cielo,santificado sea tu nombre,venga tu reino,hágase tu voluntad,en la tierra como en el cielo.Danos hoy nuestro pan de cada día.Perdona nuestras ofensas,como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.No nos dejes caer en tentacióny líbranos del mal. Porque tuyo es el reino,tuyo es el poder,y tuya es la gloria,ahora y por siempre. Señor, llena mi corazón de amor , cura mi alma amen.


Si hace esto ya verás como el Señor cambia tu situación.